Dunas de Corralejo, un espectacular parque natural en Fuerteventura

dunas-de-corralejo-fuerteventura

Cuando visitamos las Islas Canarias, podemos encontrar un lugar mágico, tranquilo y lleno de encanto: nos referimos al Parque Natural de las Dunas de Corralejo de Fuerteventura.

Este increíble espacio natural constituye un mar de dunas de arena blanca, de textura fina, que se siente como una suave caricia marina al tumbarse sobre ella para dejar que nos bañe el sol.

Su extensión de aproximadamente 8 kilómetros abarca casi 2668 hectáreas de un paisaje que nos hechiza y un relieve impresionante que va variando entre los 0 a los 50 metros de altura.

En este artículo del Blog del Grupo Lopesan podrás  conocer un poco más sobre este espectacular lugar que merece la pena recorrer. De esta manera, si decides planificar un viaje a Fuerteventura, podrás tener la información de antemano para aprovechar al máximo la experiencia y recorrer los rincones más importantes de las Dunas de Corralejo de Fuerteventura.

Parque Natural de las Dunas de Corralejo en Fuerteventura

Este espacio fue declarado zona protegida en el año 1994 y resulta un paisaje casi hipnótico que la isla de Fuerteventura tiene la suerte de poseer.

Recordemos que esta es también una isla volcánica, así que mientras en el centro encontramos un recorrido de terrenos volcánicos de tonalidades rojas y ocres, por el lado norte nos encontraremos con un paisaje diametralmente opuesto, con este campo de dunas claras, el mayor de todas las Islas Canarias

Para acceder a las Dunas de Corralejo de Fuerteventura, el visitante deberá tomar la carretera FV-1, que lleva desde la capital, Puerto del Rosario, hacia la propia población de Corralejo.

Es importante que tengas en cuenta que no se permite el acceso al parque con ningún tipo de vehículo, por lo cual hay que dejar el mismo en el aparcamiento y recorrerlo a pie.

¿Qué hacer en el Parque Natural Dunas de Corralejo de Fuerteventura?

En el momento en el que llegues al parque, tendrás ganas de recorrerlo por completo, explorando cada rincón. Sin embargo, es importante que tengas en cuenta que hay zonas delimitadas en las que no está permitido el paso. No te preocupes por esto, ya que se trata de una norma que lo que persigue es proteger el lugar, pero no te evitarán disfrutar de la visita.

Las dunas abarcan una gran parte del paisaje de este sector de la isla y constituyen un espacio de valor incalculable tanto como ecosistema, como por su esplendor y belleza. Los vientos contribuyen al cambio constante de paisaje, así que, si visitas en diferentes momentos el parque, verás cómo el paisaje va cambiando a lo largo del año.

¿Qué hacer y qué ver en las Dunas de Corralejo de Fuerteventura? ¡Saca lápiz y papel y apunta todas estas ideas!

Belleza natural para disfrutar

Es justamente la belleza del paisaje lo que permite a muchos fotógrafos, profesionales y aficionados captar con su lente el mar blanco de estas ondulantes arenas que se van fundiendo con el azul del Atlántico.

Para los amantes del avistamiento de aves, las Dunas de Corralejo de Fuerteventura es también un espacio idóneo para esta actividad. La Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) lo considera un espacio perfecto para apreciar la belleza y comportamiento de especies como los alcaravanes, cernícalos, corredores, avutarda o la hubara canaria.

Pero su diversidad no se queda allí: los visitantes podrán encontrarse con especies autóctonas de la isla como cabras majoreras, conejos y ardillas. No obstante, las dunas también son el hogar de diversas clases de reptiles y animales invertebrados, entre los que destacan los escarabajos, entre otras muchas especies.

La flora xerófila, típica de estos ambientes arenosos, ofrece a los visitantes de las dunas una vista magnífica de la uvilla de mar, junquillos, melosas y el cebollín estrellado, especies endémicas de la zona que aportan un toque de color a este manto claro de arena.

Si nos acercamos hasta la zona más al sur del parque veremos cómo se empieza a mostrar el verdadero suelo de la isla: el volcánico. La arena descubre espacios donde es posible ver vestigios de lo que una vez fue magma fluido, ahora solidificado en roca basáltica.

Senderismo y deportes de carrera

Algo imperdible para todo senderista es el ascenso a la Montaña Roja, cono volcánico de 312 metros de altura que ofrece una de las mejores vistas de la zona, dejando ver la parte norte del islote de Lobos y hasta la vecina isla de Lanzarote.

Como nota interesante para aquellos que disfrutan del atletismo, en Corralejo se celebra cada noviembre una media maratón. Con esta carrera de 21 kilómetros, los deportistas podrán atravesar gran parte del parque y forzar sus cuerpos a recorrer este retador escenario.  ¡Una experiencia única que combina deporte y un espectacular paisaje!

Sol, playas y dunas

Uno de los principales atractivos de las Dunas de Corralejo de Fuerteventura son sus playas. La arena blanca y su agua turquesa atraen con su encanto y belleza a quienes tienen la suerte de visitarlas.

A lo largo de 9 kilómetros, estas grandes playas de Corralejo ofrecen la posibilidad de disfrutar de ellas ya que las temperaturas suelen ser muy favorables y estables durante gran parte del año. Nada mejor que hacer el recorrido de las dunas por la mañana, cuando la temperatura es más fresca y, ya en la tarde, zambullirse para refrescar el cuerpo y revitalizarlo tras el recorrido.

como-llegar-a-dunas-de-corralejo-fuerteventura

Descubre aquí nuestras ofertas

Favorecida por los vientos venidos de África, las playas de Corralejo de Fuerteventura son perfectas para los deportes acuáticos extremos como el surf, windsurf o kitesurf.

Encontramos, mucho más al norte de las dunas, playas de corte familiar. En estas playas podrás pasar el día tumbado en la arena y disfrutando de deliciosos baños ya que en esta zona los vientos no suelen ser tan fuertes. Para los más pequeños resulta ideal, porque las orillas son poco profundas y resultan bastante seguras y muy agradables para chapotear sin restricciones ni peligro.

Ahora bien, las playas del sur sí son realmente de esa naturaleza salvaje que los deportistas buscan y que ya mencionábamos como escenarios perfectos para diversas actividades acuáticas. El viento es tan bueno en esta parte de las dunas que desde 1987 se celebra aquí un Festival Internacional de Cometas.

Sabemos muy bien que las playas son uno de los principales focos de interés de los visitantes de las Islas Canarias, por eso te mostramos, a continuación, algunas que no deberías perderte:

Playa del Burro

Si te interesa una playa donde poder disfrutar de un día tranquilo y sin muchos turistas, la playa del Burro, también llamada Alzada, es la ideal para ti. Con una longitud de 300 metros, resulta un espacio donde los vientos, aunque no suaves precisamente, no resultan incómodos.

Situada en la localidad de Corralejo, su acceso resulta uno de los más sencillos ya que a esta se puede llegar tanto en transporte público como en coche particular.

¿Su ventaja? El oleaje suave para estar en familia o con amigos. ¿Un punto en contra? Al ser una playa casi virgen, no cuenta con muchos servicios, por lo que deberás llevar provisiones para poder pasar el día cómodo, pero eso sí, verdaderamente relajado.

Playa del Moro

Esta es una playa que recomendamos para practicar surf. Su oleaje y viento son ideales para. Con su arena fina y blanca y el agua turquesa, sus 300 metros de longitud resultan ideales para un pequeño recorrido. Su ubicación es privilegiada ya que es posible divisar tanto el Islote de Lobos como Lanzarote.

Los servicios son pocos, pero suficientes para pasar un día divertido y relax “playero”.

Playa El Bajo Negro

Este es un verdadero oasis dentro del área de las Dunas de Corralejo de Fuerteventura. Sus 500 metros de playa, con un oleaje apenas perceptible, la convierten en el espacio perfecto para el disfrute familiar.

La gran ventaja de Bajo Negro y lo que más atrae a sus visitantes hasta este lugar es que cuenta con muchísimos servicios, restaurantes y zonas específicas para que los niños jueguen y se lo pasen en grande.

Playa El Viejo

Esta es otra playa perfecta para el disfrute familiar porque cuenta con protección especial contra el oleaje y servicio de socorristas.

Su arena fina y aguas traslúcidas son el escenario ideal para unas buenas fotos a lo largo del día, mientras se disfruta de todas las comodidades y servicios que ofrece esta playa. Así que se puede estar tranquilo e ir más ligero solo para dejarse bañar por el sol y sus aguas turquesas.

Playa Médano

Se trata de otro escenario perfecto para los amantes de los deportes y actividades acuáticas, entre las que destacan el windsurf y el kiteboarding. Tiene un excelente oleaje y vientos que favorecen estas actividades, además de un bonito recorrido a lo largo de sus 700 metros de longitud de arena dorada.

Además de los deportes, el lugar se presta para hacer avistamiento de cetáceos. ¡No te la puedes perder!.

Islote de Lobos, visita más que obligada

Si algo no se puede dejar de hacer, ya que estamos en Corralejo, es la visita al islote de Lobos.

El espacio, que debe su nombre a una antigua colonia de lobos marinos y focas monje que habitaban la zona, está apenas a un par de kilómetros de Corralejo. Su superficie cuenta con 6 kilómetros de superficie y 14 de litoral, toda destinada a la protección de la vida silvestre.

No obstante, la visita está permitida, previo permiso del Cabildo de Fuerteventura. Sus recorridos llevarán a los turistas a apreciar el encanto único de este islote al que solo se puede llegar por vía marítima.

¿Qué ver en el islote de Lobos?

Como en las Dunas de Corralejo de Fuerteventura, recorrer el islote de Lobos no te dejará impávido ante tanta belleza. El trekking por este paisaje volcánico puede ser una experiencia inolvidable.

dunas-de-corralejo-fuerteventura

Lopesan Hoteles y Resorts

El ascenso al cono volcánico de La Caldera es parte del recorrido recomendado. A medida que ascendemos por La Caldera, se puede apreciar la impresionante vista de Fuerteventura y Lanzarote, que resulta perfecta para capturar en imagen, vídeo y en tu memoria para siempre.

¡No dejes de bañarte en sus playas!Hay dos zonas donde es posible hacerlo. La primera es la playa de la Concha, muy cerquita del embarcadero del islote, que  resulta muy cómoda para el baño por su forma semicircular.

Otra opción es la Caleta de Rasca, donde encontramos un bonito restaurante para poder estar a gusto mientras disfrutamos de la vista, la playa y la esencia propia del islote mientras degustamos de unos deliciosos platos.

Corralejo, visita extendida

Si algo es seguro es que la visita a las Dunas de Corralejo de Fuerteventura te llevará más de un día. Te recomendamos que planifiques tus visitas para al menos 2-3 días.

Seguramente no vas a querer alejarte del área si ya tienes trazado un plan de visita a todo lo que el Parque Natural Dunas de Corralejo tiene para ofrecernos.

Algo imperdible es la oferta gastronómica de la zona que ofrece delicias locales que estamos seguros que te encantarán.

¿Estás dispuesto a pasar un momento de absoluta paz en esta zona tan especial de Fuerteventura? Si tu respuesta es sí, comienza a hacer las maletas. ¡Las vacaciones de tus sueños te esperan!

 

 

BANNERS_BLOG_FVRA

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para valorar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *